Orgullosos de Mexico y sus eventos, La Carrera Panamericana representa un icono del deporte motor clásico a nivel internacional.

Surgió para festejar la inauguración de la recientemente creada Carretera Panamericana en 1950 continuando hasta 1954 y fue organizada por el presidente de la República Miguel Alemán, desde entonces ha sido considerada con la misma importancia y espectacularidad de las 24 Horas de Le Mans, la Mille Miglia y la Targa Florio.

La experiencia de correrla ha atraído a leyendas de la Fórmula 1 del pasado y de nuestros tiempos…

Pasando por Piero Taruffi, Juan Manuel Fangio, Clay Regazzoni o Stefan Johansson, pero también a personajes como David Gilmour y Nick Mason de la legendaria banda británica Pink Floyd.

A partir de su época moderna, alrededor de 80 autos clásicos de competencia con pilotos y copilotos de más de 14 nacionalidades, recorrerán más de 3,000 kms a lo largo de nuestro país comenzando el 12 de octubre de este año, comenzamos con la etapa de clasificación en Oaxaca para continuar por Ciudad de México, Querétaro, Morelia, San Miguel de Allende, Zacatecas para terminar el 18 de octubre en Durango.

Para llevar a cabo esta icónica competición un staff de más de 100 profesionales con toda la experiencia técnica, de seguridad y de logística en el ámbito del automovilismo y del rallismo.

Conocida mundialmente en su etapa inicial como la Mexican Road Race, la competencia deportiva de automotores recibiría a la postre el nombre de La Carrera Panamericana, La Carrera; este evento deportivo tipo rally fue catalogado como uno de los más importante en su género debido a la amplitud del recorrido, mismo que incluso llegó a superar al de las Mil Millas y la Targa Florio de Italia.

La competencia ganó rápidamente el reconocimiento internacional y atrajo la atención de los amantes de la velocidad hacia México, país que ganó fama como un destino turístico exótico y económico que ofrecía grandes posibilidades. Corrían los años cincuenta y en aquellos tiempos la difusión de la justa se efectuaba por radio en territorio nacional, y al resto del mundo a través del cine y diversos reportajes.

A lo largo de sus ediciones, este evento automovilístico ha conseguido la asistencia de pilotos icónicos de cada época. Los conductores estrella de los años cincuenta hicieron su aparición en La Carrera montados a bordo de vehículos de renombre como Ferrari, Osca, Lancia, Mercedes, Porsche o Masserati, además de las norteamericanas Ford y Oldsmobile

La historia de La Carrera se divide en dos etapas: la antigua que va de 1950 a 1954; y la moderna que relanzó el recorrido en 1988. Fue durante la etapa antigua que la Carrera Panamericana ganó su prestigio a nivel internacional, siendo por ello denominada como Los años de oro de la Carrera Panamericana.

Testimonio Javier Solana en 1950
Javier Solana participó como copiloto de su hermano, José Antonio “El Viejo” Solana, en el auto número 29, NASH, durante la 1ª Carrera Panamericana en 1950. Su participación fue registrada de la siguiente manera:
“Era sin duda la carrera más importante del mundo, pues atraía a los mejores pilotos y autos, como los campeones mundiales Alberto Ascari, Herman Lang, Scarfiotti, Taruffi, Trevoux, Fangio, Johny Mantz, Vucovitch, Mc Griff, Tom Deal, Cabalen, Bonetto, Segura, Maglioi, Phil Hill; por parte de México a Leal Solaraes, Ché Estrada Menocal, Solana, Razo Maciel, Iglesias, entre otros. El ambiente era indescriptible, los autos de servicio recorrían las etapas por la noche para esperar en la meta a sus pilotos. Por la tarde, con la tranquilidad de haber cubierto la etapa y terminado el servicio a los autos, se organizaban tertulias en las que se podían oír las vivencias de los mejores pilotos del mundo.”

La Carrera Panamericana

12-18 de octubre 2018

  • 5119 3145 - 5586 6898

© Copyright 2018 Carrera Panamericana | Aviso de Privacidad

Scroll Up