1951, La Carrera Panamericana
atrae a los mejores pilotos
europeos

La Carrera Panamericana de 1951 generó bastante expectativa alrededor del mundo y por esta razón se decidió modificar la fecha del evento al mes de noviembre, justo al final de la temporada norteamericana y europea de carreras con la finalidad de atraer a más competidores profesionales.

Para ese año, la ruta se hizo a la inversa de la edición anterior debido principalmente a que la infraestructura en el norte del país era mayor que en el sur del país, favoreciendo el trabajo de los medios de comunicación. Además, los competidores americanos se encontraban al finalizar la justa, más cerca de su frontera, facilitando su regreso.

Finalmente, los organizadores previeron que varios los primeros tramos eran montañosos, haciendo el evento más manejable al final.

A pesar de que hubo menos competidores inscritos para esta edición, hubo mayor calidad entre los participantes ya que muchos eran corredores de autos experimentados.

Debido al hecho de que las organizaciones de NASCAR e Indianápolis apoyaron el evento, vinieron muchos corredores profesionales de Norteamérica como Chuck Stevenson, Tony Bettenhausen, Troy Ruttman, Bill Sterling, Bud Sennet, John Fitch y el ganador de la edición anterior Hershel McGriff.

Las estrellas europeas se hicieron presentes en La Carrera, entre ellos se encontraban los italianos Piero Taruffi y Luigi Chinetti de copiloto, Alberto Ascari, Juan Manuel Fangio con Luigi Villoresi de copiloto, y Felice Bonetto y Giovanni Bracco a bordo de dos autos Lancias.

En aquel 1951 los organizadores de la prueba permitieron a los productores automotrices realizar modificaciones en el chasis y los motores de los vehículos de serie, a condición de que se mantuviera intacto el árbol de levas. Fue en ese mismo año que Ferrari registra su primera participación en la justa automotriz con dos vehículos Coupes 212 Export con motor V12 de 2.6 litros, destinados a las duplas Taruffi/Chinetti y Ascari/Volloresi, quienes arrasan en la competencia logrando las dos primeras posiciones, clasificando en tercer lugar el Chrysler de Sterling, equipado con un motor de ocho cilindros de 220CV.

A pesar de que hubo muchas razones para celebración, también hubo algunas quejas de algunos competidores alegando que los italianos habían hecho equipo para bloquear ciertas secciones de la carretera, que utilizaron otro tipo de gasolina y que utilizaron autos deportivos de competencia en vez de los autos de producción utilizados por los otros competidores.

La Carrera Panamericana

12-18 de octubre 2018

  • 5119 3145 - 5586 6898

© Copyright 2018 Carrera Panamericana | Aviso de Privacidad

Scroll Up