LA ETAPA MODERNA de la carrera panamericana

Treinta y cuatro años tuvieron que pasar para que La Carrera Panamericana volviera ser parte fundamental de la historia del automovilismo en el país. En 1988 un grupo de entusiastas promotores entre los que destacan el Ing. Pedro Dávila y Eduardo de León,  consiguen revivir La Carrera Panamericana, convocando para ello a las diferentes agrupaciones automovilísticas del mundo para su celebración.

De este modo, inicia en 1988 un nuevo ciclo para La Carrera con el arranque de la 1ª Carrera Panamericana, de su etapa moderna. Para ello, se creó un nuevo reglamento dentro del cual se reserva la competencia para automóviles fabricados entre los años de 1940 y 1965, dependiendo de la categoría, pero permitiendo la modernización de las unidades en los aspectos de suspensiones y seguridad.

En los primeros años de la prueba, la competencia arrancó en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, al sur del país. Sin embargo, en 2009 el sitio de partida fue trasladado a la ciudad costera de Huatulco, en el estado de Oaxaca. Sin embargo, para 2010 inició nuevamente la carrera en Tuxtla Gutiérrez, para volver a alternar en 2011 con el arranque en Huatulco.

Durante la edición del año 2012 la marca de salida se dio en la ciudad de Veracruz, desde donde iniciaría también la Carrera efectuada en el año de 2014. La meta ha sido cambiada igualmente de manera alternada, tenido lugar en la ciudad de Nuevo Laredo, en el estado norteño de Tamaulipas, como en la ciudad de Zacatecas y en últimos años en Durango capital.

Desde el relanzamiento de la nueva etapa de La Carrera, la contienda automotriz ha transcurrido sobre carreteras federales, estatales y secundarias de asfalto a lo largo de siete días, con un recorrido total aproximado de 3,000 kilómetros, ruta que se modifica año con año.

En la etapa moderna, los modelos de automóviles permitidos se dividen en cuatro grupos y nueve categorías:

  • Grupo A de automóviles panamericanos, en las siguientes cuatro categorías: Turismo de producción, Turismo mayor, Sport menor y Sport mayor;
  • Grupo B de automóviles históricos, en las siguientes cuatro categorías: Histórica A, A Plus, B y C
  • Grupo C de automóviles panamericanos originales.
  • Grupo D de automóviles de exhibición. En este grupo entran todos los vehículos que no puedan ser agrupados en los anteriores, además de ser un grupo no puntuable y sin derecho a premiación.

A partir de entonces, La Carrera se ha convertido en el evento deportivo automotriz tipo rally de autos clásicos más importante de nuestro país, conservando su relevancia a nivel internacional conformándose por una historia que continúa sumando memorias y anécdotas que entrelazan velocidad, maquinaria y precisión. Los autos clásicos son modificados para cumplir con las normas de seguridad modernas y para seguir gozando de la experiencia única de correr los vehículos automotores en carreteras abiertas a máxima velocidad.

En 2017 la competición cumplió su 30º Aniversario representando muchos años de pasión, trabajo, momentos difíciles, emociones y grandes esfuerzos.

Lo más importante de La Carrera Panamericana es la hospitalidad de la gente, el espíritu que emana de ella y que año tras año la nutre. Evento consolidado cuya principal característica que tiene es la calidez del pueblo mexicano. En segundo término, está la gran competitividad que han alcanzado las tripulaciones con su gran preparación y experiencia.

Durante ese aniversario se contó con la participación de Adrian Fernández como Grand Marshall quién recorrió toda La Carrera haciendo presencia en cada uno de los arcos de meta. Igualmente estuvieron presentes Steffan Johansson, expiloto F1, Jo Ramirez, ícono del Automovilismo Mundial y Martin Vaca, Mexicanico. Así como Doña Queta Lavat, la gran actriz mexicana ya que ella fue “Reina de La Carrera Panamericana en 1950”.

Asimismo, se llevó a cabo La Exposición Fotográfica “Celebrando el Automovilismo en México en el marco del XXX Aniversario de La Carrera Panamericana”, en la Cd. de México en la Avenida Reforma con el objetivo de llevar a los aficionados por un viaje en el transcurso de los años en el marco del automovilismo en México haciendo referencia a otras categorías que han estado vinculadas con Carrera Panamericana como el caso particular de la Formula 1 que recientemente regreso a nuestro país.

Visitamos también a Nick Mason junto con Jo Ramirez en su estudio en Londres, donde nos platicó sobre sus vivencias cuando participo en La Carrera Panamericana en 1992 y su garage donde tiene toda su colección de autos clásicos.

 

También llevamos a cabo una importante alianza con el Gran Premio de México Formula 1, logrando posicionar a México como destino deportivo de primer nivel siendo La Carrera Panamericana la única competencia a nivel mundial donde se participa en caminos públicos a máxima velocidad con estrictas medidas de seguridad por parte de las autoridades, mientras que el Gran Premio de México se ha convertido de nuevo en un clásico del calendario, siendo nombrado cinco veces consecutivas el Mejor GP de la temporada.

La Carrera Panamericana, es carrera de soporte antes del Gran Premio.

LABOR SOCIAL

Comprometidos con nuestra sociedad durante los últimos años Fundación Telmex Telcel en conjunto con la Carrera han entregado más de 600 sillas donadas en las últimas 10 ediciones de La Carrera Panamericana realizando una ceremonia de entrega en cada arco de llegada antes de la entrada del contingente panamericano en cada ciudad meta.

Sumados a al compromiso social algunos  de nuestros competidores, navegantes y equipos de soporte han creado la asociación sin fines de lucro, pilotospanamericanos.org que apoya a la niñez mexicana. Los pilotos llevan a cabo a cabo donaciones en especie como alimentos, ropa, zapatos, artículos de higiene personal, lápices, plumas, equipo deportivo, instrumentos musicales entre otros , productos que solicitan orfanatos y escuelas. Estos artículos son donados a lo largo de la carrera. Así como un concurso de dibujo donde los 10 trabajos elegidos son premiados con una tableta electrónica, asegurando que las donativos recolectados lleguen a las instituciones que así lo requieran.

 

De esta forma, lo más importante de La Carrera Panamericana es la gente que la espera en cada llegada, los competidores, el comité organizador, los patrocinadores y las autoridades son el espíritu que emana de ella y que año tras año la sigue. El “Espíritu de la Carrera” es sin lugar a duda el motor que atrae a los competidores a vivir una verdadera aventura mexicana.

¡La leyenda continúa!

 

SUBIR
EnglishSpanish