El poder teuton domina La Carrera Panamericana en 1952 a manos de Karl Kling

El poder teuton domina La Carrera Panamericana en 1952 a manos de Karl Kling

La temporada de 1952 marcó el nacimiento de la leyenda, el 300 SL conducido por Karl Kling un entusiasta por tratar de dominar la competencia más fuerte del mundo que era La Carrera Panamericana. 

En la tercera edición de la época antigua el equipo mercedes estaba conformado por Karl Kling y Hanz Herrmann quienes darían una lección de manejo en carreras de resistencia, Karl Kling en el primer día de competencia sufriría de todo desde un accidente con un zopilote lastimando a su copiloto y forzándolo a modificar su parabrisas añadiéndole unas barras de métela en forma horizontal. En ese mismo día también sufriría de una pinchadura de neumático haciendo que se fuera relegando en la posición general de pilotos.

Con estos retrasos Karl se colocaba por detrás del Ferrari de Luigi Velloresi y el piloto Luigi Chinetti, a lo largo de las etapas Kling iba ganando puestos y acercándose a más pilotos hasta el momento donde él y su compatriota Hanz Herrmann estuvieron por detrás del Ferrari de Bracco el cual al final del día 4 se acabaría retirando por un problema con el motor y esto hacia que el equipo mercedes tomará el liderazgo.

En el quinto y último día de competencia los pilotos alemanes no soltaron el liderazgo haciendo que Karl se alzara con la victoria en su tercera Carrera Panamericana ganando cuatro etapas de la competencia en un tiempo total de 18 hr 51 min 19 seg. Esta gran hazaña se debe gracias a la excelencia mecánica, habilidad por parte de los pilotos y la eficiencia teutónica.  

Leave a Comment

escort Zonguldak escort Sivas escort Düzce escort Tokat escort Osmaniye escort Didim escort Kütahya Manisa escort Nazilli escort Beyşehir escort Mersin masaj salonu
pendik escort kartal escort çekmeköy escort mersin escort türkçe altyazılı porno lezbiyen porno porno izle sex hikaye denizli escort bodrum escort izmit escort bodrum escort