LA QUINTA CARRERA PANAMERICANA (PRIMERA ETAPA)

En el amanecer tropical 140 autos esperan la señal de partida ¡5, 4, 3, 2, 1!  Así es como suena el contador de la carrera, la ciudad se despereza de sus sueños, así empieza la gran carrera, los más rápidos salen primero, un coche cada minuto corriendo a 130 km sobre el reloj, después los más grandes, los Fords se suman a la salida, después de ellos salen los gran turismo americanos que esperan por su llamado de salida, algunos competidores revisan la libreta de ruta, etapa por etapa, kilometro por kilometro para no dejar escapar ningun detalle del camino, aquí es donde sale Roy Crowford en su cuarto intento por ganar,  después de la salida de los turismo americanos, los pequeños turismo están listos para correr, al final sale la última categoría, los turismo europeos, Alfa Romeos suaves y rápidos en busca de la victoria junto con lo pequeños Volkswagen, ahora que todos han comenzado, la tensión se relaja, se libera una pequeña dosis de adrenalina por que por fin la Carrera Panamericana ha comenzado, ¡Hasta la vista Tuxtla!

Por fin la Carrera Panamericana
ha comenzado, ¡Hasta la vista Tuxtla!

Con 300 tortuosos kilómetros por recorrer aún los autos pasan como relámpagos en el primer día de está candente prueba, una ligera patinada puede significar un gran desastre, incluso puede llegar a convertirse en muerte, pero eso no los detiene, los pilotos surcan las curvas llevando su auto al límite de cada una, forzando cada centímetro de su auto y arriesgando cada segunda su vida.

Saliendo de la curva a 180 km/h el Ferrari de Mcafill vuelca donde su copiloto Robinson lamentablemente pierde la vida, algunos pilotos se pasean en los jardines de la muerte al sufrir derrapes que por fortuna no terminan en catástrofe.

Un Ferrari blanco es el encargado de encabezar esta primer prueba, detrás de el un Ferrari rojo que le quema los talones, persiguiéndolo como un perro persigue a una liebre con hambre y deseo de ganar.

Al finalizar el día los pilotos y copilotos que sufren daños en neumáticos cambian las cuatro llantas del auto en menos de tres minutos, pero tienen sólo una hora para revisar y reparar si es necesario cualquier parte del auto, luego de revisar y reparar los autos se encierran y se sellan durante toda la noche fuera del alcance de cualquiera, sólo 127 llegaron a la final de la primer etapa de los 140 que iniciaron en Tuxtla.

La Carrera Panamericana

12-18 de octubre 2018

  • 5119 3145 - 5586 6898

© Copyright 2018 Carrera Panamericana | Aviso de Privacidad