Conduciendo un Porsche

Conduciendo un Porsche en la Carrera

La historia de éxito entre Porsche y La Carrera

Existe un fuerte vínculo entre la emblemática armadora automotriz alemana, con sede en Stuttgart, y la Carrera Panamericana. Es tan estrecho, que el nombre de dos de sus vehículos fue inspirado totalmente en esta icónica y legendaria competencia: el Porsche 911 Carrera, y el Porsche Panamera.

Conduciendo un PorscheDesde la fundación de Porsche, la empresa solamente fabricaba el modelo Porsche 356. Fuera de Europa, el 356 consiguió ganar dentro de su categoría, la Carrera Panamericana en 1952 y 1953, las victorias en esta carrera fueron el origen de la denominación “Carrera” utilizado para los modelos 356 y 911.5.

En enero de 1984, vio la luz el 911 SC/RS, con una muy exclusiva versión limitada de 20 unidades, que servía como base de uno de los más exitosos vehículos de rallyes de todos los tiempos, en la mítica categoría del Grupo B.

El Grupo B se conformó a partir de una serie de regulaciones para automóviles de carreras establecidas por la FIA, (por entonces FISA) para su adaptación en competiciones de rally. Se establecieron en 1982 en sustitución del Grupo 4 y se prohibieron en 1986, tras una serie de accidentes mortales siendo sustituidos por el Grupo A.

En 1982 entró en vigor la normativa que sustituía a la vieja legislación que databa de la década de los 60. Esta dividía a los vehículos de rally en tres clases: N, A y B. La primera estaba compuesta por automóviles de serie con apenas modificaciones, similar al anterior Grupo 1. La segunda clase otorgaba una mayor permisividad en la preparación y sustituía al grupo 2, y la tercera, el Grupo B, se asemejaba al grupo 4 aunque más alejado.

Los automóviles del Grupo B, eran muy potentes, ligeros e introdujeron importantes novedades técnicas a la competición, como la tracción integral y los motores turboalimentados que permitieron elevar la potencia a nuevos límites.

La idea de la FIA era principalmente, animar a las marcas a entrar en el Campeonato Mundial de Rally para que crearan coches de competición, pero que recordaran a los de calle.

Porsche en la Época Antigua
Conduciendo un Porsche
Hans Hermann en un 550 Spyder

En 1952 el príncipe español Alfonso von Hohenlohe inscribió dos 356S (un coupé y un cabriolet, este último con la primera caja de cambios sincronizadas de Porsche). Conducido por el príncipe Paul von Metternich, el cabriolet terminó en el octavo lugar en la categoría Sport y el presidente mexicano Miguel Alemán le dio un premio especial por ser el primer auto con un motor de menos de 1,500 c.c. en cruzar la línea de meta.

Hans Hermann en un 550 Spyder

En 1953 ya como equipo oficial, Porsche inscribió en la Carrera Panamericana dos 550 Spyder bajo el mando de los alemanes Karl Kling y Hans Hermann.

Junto a ellos estaba la inglesa Jacqueline Evans en un 356.

Porsche en la Época Moderna

El mexicano Francisco Guzmán es uno de los grandes coleccionistas de Porsche y en 1992 participó en la Carrera Panamericana, ganando en su categoría y quedando segundo de manera general. Todo a bordo de un Porsche 356 de 1963.

Porsche
Porsche
Porsche
Porsche
Porsche
Porsche

En la actualidad, Porsche se mantiene muy presente en la competencia, con varios pilotos y amigos que participan en diferentes categorías de la Carrera, como: Histórica A Plus, Histórica B, Histórica B Plus y Sport Menor:

Miguel Granados y Adrián Carmona, con un Porsche 911, 1974.
Alexis Uribe y Alexis Uribe Jr., con un Porsche 912, 1968.
Diego Cándano y Roberto Mendoza, con un Porsche 911, 1974.
Carlos Pani y Diego Pani, con un Porsche 911, 1972.
Harry Luchtan y Alejandro Luchtan, con un Porsche 911, 1978.
Federico Juárez y Bernardo Juárez, con un Porsche 911, 1974.
Fernando Gómez y Sergio Peralta, con un Porsche 914, 1972.
Mauricio Uribe y Oscar Uribe, con un Porsche 911, 1977.
Fabián González y Luis Fernando Segura, con un Porsche 356, 1953.
Don Yount y Christian Coronel, con un Porsche 911, 1973.
Rubén Castañón y Rodrigo Castañón, con un Porsche 914, 1974.

Cabe por supuesto mencionar, que en la categoría Sport & Classic Tour, nos han maravillado con modernos modelos como el Porsche Taycan, el Turbo y el Turbo S. Reafirmando que es posible correr autos eléctricos en las carreteras de México.

Conduciendo un Porsche

Por si fuera poco, también Porsche ha participado con vehículos oficiales, con un Macan y un Panamera.

Primer Mexicano Campeón Internacional en Automovilismo

Conduciendo un PorscheHacemos una mención honorífica a un grande del automovilismo mexicano, recordando la trayectoria del primer campeón internacional mexicano: Tomás López Rocha.

Tomás heredó la pasión por los autos de su padre don Salvador López Chávez, fundador de las zapaterías Canadá.

“Mi padre coleccionaba autos. Cualquier auto raro que le gustaba ofrecía y lo compraba. Luego compitió en las primeras ediciones de la Carrera Panamericana”.

Admirador de Moisés Solana, Tomás López nunca pensó en convertirse en piloto profesional, pero logró ser el primer campeón mexicano en un serial internacional.

Conduciendo un Porsche
Salvador López Chávez, padre de Tomás, en una de sus participaciones en la Carrera Panamericana.

Experimentó corriendo una temporada completa en pistas de Estados Unidos, corrió en LeMans, pero su sueño hecho realidad, fue coronándose en el serial internacional IMSA, en 1990.

Conduciendo un Porsche

El tapatío se retiró por 18 años del deporte motor, pero regresó en 2010 y se mantiene en activo a sus 68 años. Un gran amigo y parte de la familia de La Carrera Panamericana, nos ha hecho el honor de acompañarnos, con su Porsche 911 en algunas ediciones, hoy recordamos su trayectoria con gran cariño y admiración.

Sin duda alguna, Porsche y La Carrera Panamericana hemos formado una estrecha mancuerna a lo largo de la historia del automovilismo internacional. Aún nos esperan grandes aventuras juntos y muchos kilómetros por recorrer.

 

¡Síguenos en nuestras redes sociales!
#ProtagonistasdelaPana

 

Spirit of La Carrera
¡Calentando motores!
The Ultimate Road Race

Comparte:

Deja un comentario