Mujeres en La Carrera Panamericana

Mujeres en la Carrera Panamericana

Mujeres en La Carrera Panamericana

Poder Femenino en la Panamericana

Sin lugar a dudas, La Carrera Panamericana es, como lo dice su slogan, “The Ultimate Road Race”, la última carrera en su tipo que existe en el mundo.

La primera carrera se llevó a cabo en 1950, teniendo cinco ediciones hasta 1954, lo cual puso a México en el mapa deportivo del automovilismo en el mundo, siendo respetada y recordada por los grandes fabricantes de autos como Porsche, Ferrari o Mercedes-Benz.

Desde 1988, la carrera comienza su segunda etapa, a la fecha se han celebrado ya 34 ediciones ininterrumpidas, convirtiéndose hoy en día, en la justa de velocidad de autos clásicos modificados más importante del mundo.

En los últimos años, cada vez más mujeres toman el volante o asumen el papel de copiloto en la competencia, lo que le ha puesto a La Carrera, ese toque único y especial, que sólo la mujer puede imprimir.

Recorramos algunas de las participaciones más destacadas en La Panamericana, de estas decididas y talentosas mujeres detrás del volante.

Jacqueline Evans, 1950 – 1954

La historia de las mujeres en Porsche tiene un punto álgido con Jackie y su 356 coupé. Una estrella de cine llena de osadía, que fue parte de La Carrera Panamericana y hasta se convirtió en la actriz “de las carreras” debido a su pasión por este deporte.

Jacqueline Evans fue una actriz y corredora de autos británica, que se afinco en México desde mediados de los años cuarenta. Pero esta gran actriz tiene una conexión con la Carrera y su forma tan especial de competir.

Jacqueline Evans

Jacqueline Evans y su Porsche 356

La actriz no se contentó con vivir la experiencia una sola vez. Es por eso que decidió competir en la Carrera Panamericana desde 1950 hasta 1954.

Probablemente fue la carrera de 1953, al volante de su Porsche 356, con el cual realizó un tributo a Eva Perón, con la que robó la atención de escuderías, la prensa, aficionados e incluso de los mismos pilotos.

Evans siempre será recordada, al dejar una huella imborrable en la historia Panamericana, por que abrió una brecha en el mundo del automovilismo y la participación femenina.

Compitiendo en representación de las mujeres del mundo. Un gesto que hizo eco al mostrar, que no importan los géneros para poder correr la Carrera Panamericana, lo que importa es demostrar tu valor detrás del volante.

Liz Tejada, 2011-2019

Elizabeth Tejada, conocida deportivamente como Liz Tejada, es una navegante de rallies mexicana. Ha participado en el Campeonato Mexicano de Rally, así como en pruebas y campeonatos internacionales como la Carrera Panamericana, el Rally NACAM y el Campeonato Mundial de Rally. Es reconocida como una de las mejores navegantes mexicanas.

Liz Tejada y Emilio Velázquez

Liz Tejada y Emilio Velázquez, en el Golden Tiger, 2019.

La primera participación de Tejada, en la Carrera Panamericana, fue en 2011 como navegante de Emilio Velázquez. Esta participación fue para Liz un sueño cumplido, comenta: “cuando yo empecé y me empezaron a llamar la atención los rallies, yo iba a ver la carrera y cada vez que yo veía pasar los coches en los tramos de Mil Cumbres, yo soñaba algún día con manejar en Carrera Panamericana”.

En 2012 tuvo su segunda participación en La Carrera, también como navegante de Velázquez, esta vez a bordo de un Studebaker 1953 llamado “Golden Tiger”, con el que obtuvieron el segundo lugar absoluto. Hazaña que repitieron en 2019.

“Estamos un poco loquitas”, dice Liz Tejada, “la verdad es una experiencia maravillosa, deja decirte que mi amor por el deporte nació precisamente viendo a los participantes de la Carrera Panamericana, ahí nacieron mis deseos de subir a un coche de carreras”.

Cristina Campero, 2015-2018

“Me da mucho gusto que cada vez seamos más las mujeres copilotos”, dijo Cristina Campero quien, junto a Miguel su padre, participó tres años consecutivos en La Carrera.

Cristina y Miguel Campero

Cristina y Miguel Campero | Foto: Demian Chávez

“Se ha dejado atrás la idea de que es un deporte sólo para hombres, pues hoy sabemos que no hay cosas diferenciadas por género, sino que a cualquiera que le guste y le eche ganas, puede hacerlo”, argumenta Campero.

Angélica Fuentes, la “Dama Panamericana”

Angélica Fuentes es una navegante y piloto de rallies mexicana. Comenzó su carrera deportiva en los años ochenta y es considerada la rallista más experimentada del país.

Ha participado en el Campeonato Mexicano de Rally, en la Carrera Panamericana, en el Campeonato Mundial y en diversas competencias automovilísticas, como en la subida de montaña de Pikes Peak, y, en años recientes, en el Rally Chihuahua Express.

Fuentes ha sido punta de lanza, para que más mujeres se involucren en el deporte motor, conocida como “La Dama Panamericana”, cuenta con 24 participaciones en esta justa motora.

Angélica Fuentes

Angélica Fuentes, “La Dama Panamericana” | Fuente: El Imparcial de Oaxaca.

“Creo que soy ya una navegante Panamericana, a mí siempre me ha gustado que cada vez sea mayor la participación de la mujer, no solo como copiloto, también hay chicas en los controles”, dijo.

En 2006 participó en la Carrera Panamericana como navegante de Gabriel Pérez a bordo de un Ford, con el que Fuentes se convirtió en la primera mujer de la historia de La Panamericana en ganar la prueba.

Desde 2007, Fuentes ha sido navegante del estadounidense Doug Mockett. En su primera participación juntos en La Carrera, alcanzaron el segundo lugar de la prueba.

Posteriormente, en su segunda participación juntos, en 2008, alcanzaron el tercer lugar general.

La edición de 2011, no fue diferente, Fuentes y Mockett obtuvieron el segundo lugar general, sólo 4,5 segundos detrás del mexicano Ricardo Treviño, mientras que en la edición de 2012 obtuvieron el tercer lugar general, el cual alcanzaron y conservaron desde el primer día de la competencia.

Se mudó a Londres donde vive con Keith Mainland, donde ha participado en competencias de autos Vintage en un club de autos antiguos.

“Me siento muy orgullosa de representar a México acá y también vamos año con año a la Carrera Panamericana, por lo que no me olvido ni de mi país ni de mi cultura”, comparte.

Angélica Fuentes, una estrella mexicana del rallismo internacional.

Laura Damiron

Una de las parejas más populares en la Carrera Panamericana, no sólo por su estilo agresivo en la autopista, sino por la forma de compartir su vida, es la de Laura y Hilaire Damiron. Coequipera y piloto no sólo comparten el amor por la velocidad.

En octubre de 2015, Damirón debutó en la Carrera Panamericana. “Esta edición fue mágica y reveladora, pues ganamos 6 días de 7 en primer lugar, solo no ganamos La Carrera porque yo hice un cálculo mal en mi hoja de tiempo, siendo así penalizada en 30 segundos por la Dirección de Carrera. Cada Carrera es una escuela en la cual aprendo mucho con mis compañeros, compañeras y claro con los errores”.

Laura y Hilaire Damiron

Laura y Hilaire Damiron, celebrando el triunfo.

En 2016 su nivel de preparación hizo la diferencia, logrando el campeonato. “La emoción de ganar en el absoluto una carrera tan difícil y emblemática siempre tendrá un lugar muy especial en mis recuerdos”, comparte Laura.

En 2017, lograron un segundo lugar absoluto muy disputado.

Para el siguiente año, 2018, que ella misma llama “El año de la superación”, repiten la hazaña de obtener el segundo puesto, a pesar de tener una carrera accidentada, con mucha emoción y satisfacción de haberlo logrado.

Para el 2019, el coche no estaba 100% y cuenta una anécdota maravillosa:

“Estábamos en una etapa de velocidad en el norte del País que se llama Espinazo de Diablo…faltaban 8 km para terminarla cuando Hilaire me dice que se acabó la Carrera para nosotros por qué el coche estaba sin presión de agua y con esto calentando mucho el motor. Entonces logramos terminar esta etapa, paramos en una gasolinera y vimos que ya no había agua en el motor. Llenamos de agua y seguimos para la próxima etapa, que por la suerte de Dios, fue cancelada por la lluvia. Faltaba solo más una etapa para llegar a la meta final. La hicimos, pero el motor seguía calentando; llegando al final de la última etapa, Hilaire estaciona el coche y dice que ya no podíamos seguir, porque ya no había agua. Fue cuando yo vi una casita y grité: ‘voy por agua’, invadí la casa de la señora pidiendo por agua, ella salió corriendo en mi frente y dice: ‘¡venga conmigo!’, atravesamos su casita, hasta el fondo del jardín donde había un pozo de agua. Ella sacó del pozo dos cubetas llenas de agua en una velocidad nunca vista antes ¡Puso una cubeta en la cabeza y salió en dirección a la carretera para salvar nuestro auto y nuestra carrera! ¡Y logramos llegar a la meta!”

El año 2020, con el Covid-19, fue un poco más difícil. Hasta El Commander presentó algunas pequeñas fallas (en el sistema de comunicación, dirección, vibraciones, caja de velocidad). Todo solucionado por su maravilloso equipo de mecánicos ¡Obteniendo el segundo lugar absoluto!

Hazaña repetida en la edición No. 34 de La Carrera, ganando la segunda posición de la competencia.

¡Unos de los competidores favoritos de la Carrera Panamericana, sin duda alguna!

Majo Rodríguez, 2021

María José Rodríguez, sumó un logro a su carrera automovilística, al competir por primera ocasión en La Carrera Panamericana, conduciendo un Alfa Romeo 1960.

En esta carrera, ‘Majo’ acompañó a Prisca Taruffi, una pilota italiana de 62 años, hija de Piero Taruffi, un piloto italiano quien participó en la Fórmula 1 y fue ganador de la segunda edición de la Carrera Panamericana en 1951.

Prisca Taruffi y Majo

La Grand Marshal 2021 Prisca Taruffi y Majo.

María José explica cómo se vive la experiencia en una competencia tipo rally:

“En el rally se conoce como navegante y somos los ojos del piloto más allá de lo que puede ver físicamente. Nosotros llevamos una libreta en donde está marcada la ruta y las curvas y les vamos diciendo qué se aproxima, el tipo de curva, si hay un árbol o un peralte”.

Prisca y Majo han sido una de las pocas parejas conformada únicamente por mujeres.

La Carrera Panamericana sigue marcando hitos, promoviendo la equidad de género, y reconociendo la fuerza arrolladora con la cual el “Girl Power” sigue dejando huella en nuestras competencias, a través de la historia.

 

Spirit of La Carrera

¡Preparando motores!
The Ultimate Road Race

Comparte:

Deja un comentario