Parras destino vinícola

Parras, excelente destino vinícola

Parras de la Fuente o simplemente Parras, es la cabecera municipal de Coahuila, fue fundada en 1598 siendo una de las primeras poblaciones del estado. La ciudad es reconocida por ser el lugar donde se estableció la primera bodega vinícola del Continente Americano al igual de ser la Cuna de Nacimiento del Héroe Revolucionario Francisco I. Madero.

Sin embargo, también es reconocida por tener grandes atractivos visuales como el Cañón de la Lima. Se caracteriza por sus paredes verticales de piedra azul de más de 12 metros de altura. Es un impresionante cañón en el que para recorrerlo es necesario escalar, saltar, nadar y caminar por pasajes demasiado estrechos y misteriosos. Es importante mencionar que es necesario contactar a un guía de la región.

A 40.9 kilómetros de la ciudad de Parras, se encuentra el pueblo de San Rafael de los Milagros, en pleno desierto se encuentran unas rocas que fueron grabadas por los antepasados indígenas. Estas rocas tienen figuras variadas, líneas quebradas, rombos, círculos, y aunque el significado es incierto, se pueden apreciar algunos símbolos universales como la lluvia, el sol y figuras antropomorfas. Sin duda una joya en medio del desierto que ha sobrevivido a pesar de no recibir cuidados y de las inclemencias del tiempo.

Parras destino vinícola

Una visita a Parras no estaría completa sin conocer alguna de las famosas dulcerías tradicionales con sabor cien por ciento a México y presenciar su elaboración artesanal. Entre las más reconocidas están los Dulces Doña Goyita y Dulces Regionales de Parras.

Para finalizar la visita en Parras, no podemos perdernos un evento emblemático, las callejoneadas mágicas. Una experiencia que nos incita a disfrutar el pintorezco lugar de una forma extremadamente auténtica y divertida; es un momento único en el cual el turista puede integrarse a esta reciente tradición.

El recorrido se inicia en la bella Plaza del Reloj, continuando por las emblemáticas calles, pasando por las iglesias, plazas y callejones hasta llegar a la Plaza de Armas (centro de la ciudad). El vino, música en vivo y un ambiente inigualable, son el pretexto perfecto para querer quedarte a cada una de estas noches.

Además, no olvidemos visitar algunos de los viñedos, Parras se ha vuelto foco de atención si hablamos de buenos vinos.

Comparte:

Deja un comentario